Hidra
        EL MONSTRUO DE LAS CIEN CABEZAS                    Escrito por Alberto Gallego de los Santos                               
                                                                                     VOLVER

Érase una vez un héroe al que todos aclamaban, guapo y de cabellos rubios. Un día un aldeano le dijo:
-Ven, corre, que un monstruo está atacando la ciudad de Esparta.
El héroe fue y se encontró con un monstruo de una cabeza. Para él fue pan comido, le dio un hachazo y le cortó la cabeza. Creyendo que el monstruo estaba muerto le dio la espalda, pero le creció otra cabeza. Le creció el cuello de nuevo, pero le creció otra cabeza más, y otra, y así se llevó todo el día hasta que al monstruo le salieron cien cabezas.
Entonces el héroe se dio cuenta de que ya no le crecerían más cabezas. Pero él ya estaba cansado y no podía hacer casi ningún movimiento. Entonces Hefesto le dio un arma secreta: era un arco que nunca fallaba. Entonces intentó disparar, pero no le quedaban fuerzas para disparar cien veces. Entonces Ares le dio agua, pero no un agua cualquiera, sino agua de las nubes del Olimpo. Bebió el agua y se restableció. Entonces pudo disparar con el arco, pero cuando estaba a punto de matarlo, apareció Hades y le dijo:
-Para, no mates a esta bestia, que ya me ocuparé yo de ella y la haré una de mis monstruos.

Y así lo hizo Hades. Pero las cosas se le fueron de las manos y liberó a la bestia, que esta vez estaba aún más furiosa, de modo que el héroe no tuvo más remedio que matar al monstruo, aunque a Hades no le gustara nada.


FIN