DUENDECILLO
DOCE REINOS                           VOLVER               Escrito por Álvaro Rosendo Núñez                                 
CAEP Juventud. 5º de Primaria.  2007/2008

Hace mucho tiempo en un reino llamado Doce Kingdom nació una niña Taya llamada Yoko. No se sabía de qué manera de repente apareció en un lugar llamado Tierra la adoptó una mujer. Después de trece años Yoko iba al instituto, pero un día llegó un hombre con el pelo blanco y le dijo que se la llevaría para reina en un pueblo lamado Key. De repente apareció un gran agujero en el suelo y ella saltó, pero dos amigos suyos también.
-¿Tú eres Soguey?, dijo Yoko.
-Sí.
-Pues vámonos en este carruaje.
-¿Qué es este bosque de negro?. Yo me voy. -Dijeron Soguey y Yoko.
De repente apareció un elfo maligno que le quería convertir la mente maligna recordándoles sus antiguos recuerdos. Después de eso se despertó con una gran espada dada por el Kirín Xaran. Ya había pasado un fuerte año. Ella estaba en Say en el castillo no lo sabía. De repente apareció un dragón y en él un hombre. Era el general Güa. Yoko viendo cómo mataban a gente inocente no se pudo resistir, así que mató al dragón, pero no podía matar al general al Güa porque era inmortal. Después de eso llegó a un pueblo en el que llegó a Ray. Entonces sí tuvo que recurrir a la violencia contra el gran
Dragón Cantay. Con las manos llenas de sangre se preguntó dónde estaría ese tal Kirín. Enconces escuchó: "estoy aquí". Era el elfo que se llamaba Sancay. El de antes. Ella dijo: "déjame en paz".
-Mátame con tu espada -le dijo el elfo.
Lo que él quería era que ella se convirtiera en una asesina, al igual que lo hizo Soquey. Pero ella no cayó en la trampa. Después por fin llegó a la casa de un duende que se llamaba Naasu. Él era bueno. Yoko le contó su historia. Entonces él le dijo:
-Si eres Taya naciste del cielo en el árbol canKu, tú eres la legítima reina. Deberías tomar posesión en el reino en Key. Claro, por eso Kirín Xarán fue a buscarte. Tú has estado antes en este mundo. Toma un poco de Sapa. Venía en la bestia león. Iremos andando hasta tan lejos y no volando. Ya hemos llegado. No hemos llegado a Taiju. Cuando faltan 10.000  millas ya está el castillo de Key.
- Adiós y gracias. Ya he llegado Xarán. ¿Quieres ser mi reino?
-No lo sé. No estoy preparada.
-Pero si has matado a un Dragón sagrado.
Aceptó cuidar la flecha. Ya han llegado las tropas de Say y el General Güa.
-Su alteza, estoy preparada.
La guerra duró dos semanas y ganó la reina Yoko. Cuando terminó, el reino de Key fue feliz y todos los reinos también y Yoko vivió para siempre jamás.

FIN